Betelgeuse



Carlos Feinstein es astrónomo y amante de la ciencia Ficción . Es docente e investigador en la Facultad de Ciencias Astronómicas y geofísicas de la   UNLP

El otro susto del verano, y nada que ver con una pandemia, fue un fenómeno astronómico. Y mas aún porque son raros los fenómenos astronómicos que se ven a simple vista, estamos demasiado acostumbrados a que el cielo estrellado no cambie y sea en cierto sentido inmutable. Hoy vamos a hablar de un hecho que pasó desapercibido para mucha gente, pero no para toda.

Betelgeuse es una estrella roja muy llamativa, está en Orión muy cerca de las 3 Marías y es la estrella roja que está hacia abajo a la derecha. Junto con las 3 Marías, Betelgeuse forma una figura muy antigua que se remonta a las épocas de la civilización babilónica, la del Cazador.
Esta figura del cazador, que trata de atrapar al toro que es el dibujo de la constelación de tauro, Junto a sus dos perros Canis Mayoris y Canis Menoris. Y en esa figura el cinturón del cazador son las 3 Marías.

¿Qué pasó con esta estrella que fue digno de llamar la atención ?, Cambio bruscamente de brillo, volviéndose cada día más débil y esto se vió a simple vista. Un día al anochecer de febrero en el cielo (para nada bueno de La Plata) casi no se veía.

Eso hubiese sido sólo llamativo, salvo por una razón, Betelgeuse es una estrella roja y las estrellas rojas están llegando al fin de su vida, y según los modelos que hacemos con computadoras indicarían que se podría convertir en una supernova. Y esa sería una supernova muy cercana, por supuesto esçn distancias astronómicas. Esta estrella está a unos 700 años luz. Si eso pasará, durante 3 meses tendríamos otros Sol en el cielo, tan brillante como el propio Sol y en unos 3 años hubiese desaparecido la estrella y la figura del cazador se hubiese quedado sin su hombro izquierdo.

Betelgeuse es una estrella roja, de las gigantes, y sabemos que está en las últimas etapas de su vida, su combustible nuclear se está acabando, ya no queda ni hidrógeno ni Helio en su núcleo y se producen reacciones nucleares con materiales más pesados que provocan grandes cantidades de energía, con lo cual la estrella se dilata y crece (955 radios solares). Y es tal su tamaño que si la reemplazamos en nuestro sistema solar, la Sol por Betelgeuse, su tamaño alcanzaría la órbita de Marte y llegaría hasta los asteroides. Por supuesto la tierra quedaría dentro de la estrella. Pero los cálculos indicarían que aún le quedan algo así como 100.000 años de vida

¿Pero qué fue lo que pasó?
Lo que pasó fue que Betelgeuse callo 2.5 veces su brillo (media magnitud) y pasó de ser la 9 o 10 estrella del cielo a la número 20. Gracias a observaciones en infrarrojo se descubrió que la estrella había expulsado materia y esa materia al enfriarse, creó pequeños granos de polvo sólidos que nos taparon la estrella, como ese material se está moviendo la estrella ahora está empezando a recuperar su brillo. Observaciones del telescopio Espacial Hubble y muchas más confirmaron este fenómeno.
Fue un susto más de un año de complicado
























ADNciencia
Entrevistas de ADNciencia (ver todo)




Deja una respuesta

*


En vivo

Radio Universidad

Nacional de La Plata

Pista actual
TITULO
ARTISTA

Inicio Chats
Iniciar conversación
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros para chatear por WhatsApp
Responderemos a la brevedad